Etapas del Tratamiento.

Etapa 1: Diagnóstico

1.1: Entrevista clínica: Identificar los síntomas que conforman un cuadro psicopatológico o enfermedad mental que aquejan al paciente. Además se analizan antecedentes de la historia clínica. Así como aspectos cognitivos, afectivos e interpersonales que permiten configurar la ficha clínica.
1.2: Test psicológicos: Permiten detectar los orígenes y la profundidad de los síntomas. De esta manera, se van reconociendo y analizando el contexto en que se inició el desarrollo de las psicopatologías presentes.
1.3: Hipnosis: Tiene dos funciones claras, la primera que es de tipo diagnóstica, que posibilita al paciente recordar a fondo y precisar los hechos gravitantes positivos y negativos que trascurrieron desde sus primeros años de formación de la personalidad. Y que fueron trazando su ruta de vida, cambiando el rumbo de las metas iniciales conduciéndolo a dificultades y a una existencia alejada de bienestar y paz interior.
A su vez, la hipnosis tiene una segunda área de aplicación como es neutralizar fobias y síntomas psicológicos y físicos. Esta función es la más conocida y demandada por la gente, que sin embargo, es recomendable no realizar una hipnosis de buenas a primeras, sin diagnosticar porque es altamente posible encontrarse con la presencia de otras psicopatologías. Por ello, no es aconsejable exponer al paciente a este tipo de posibles eventualidades.

Etapa 2: Tratamiento.

2.1: Diseño de tratamiento breve.

Identificados los síntomas, la profundidad de éstos y su respectivo origen. Y luego de haber tratado junto al paciente algunos de ellos de abordaje accesible. Corresponde comenzar el tratamiento breve que permitirá al paciente neutralizar los impulsos autodestructivos que controlan su voluntad y que generan su cuadro psicopatológico o trastornos en su comportamiento.
Número de sesiones tratamiento:
Aproximadamente van de las seis a diez sesiones de acuerdo a las condiciones del paciente.

Etapa 3: Post Tratamiento.

El paciente una vez que ha aprendido a superar los síntomas, estará en condiciones de saber velar su autocuidado psicológico. Del mismo modo, es recomendable que realice tres visitas al psicólogo durante el año.