Tratamiento Anti Alcoholismo

Fundamentos psicológicos de la adicción al alcohol

   

¿Por qué la gente bebe alcohol?; ¿Por qué una persona bebe en forma compulsiva?, ¿Cómo una persona se vuelve adicto(a) al alcohol?, ¿Cómo superar esta adicción?, ¿Cuál es nuestro tratamiento?

Podemos responder satisfactoriamente una a una estas preguntas. Y entregar soluciones reales, al alcance de toda persona que quiera liberarse de esta adicción.

 ¿Es el alcohol es un antidepresivo?

   

Lo que no se dice es que el beber alcohol además de hacer innumerables daños al organismo como por ejemplo, al sistema nervioso, al aparato digestivo es un también antidepresivo, al menos en un comienzo al producir, por lo general, alegría y relajación. 

¿Por qué? Porque el alcohol genera placer al bebedor y al hacer esto, se produce el ánimo, éste es el combustible que permite la motivación humana. Al crearse ánimo, aunque sea en forma momentánea, se neutraliza la baja presión del estado del ánimo o más conocida como depresión. 
Hay que agregar que el alcohol tiende a desinhibir al individuo volviéndolo más desenfrenado para actuar, muchas veces esto gatilla conductas agresivas o temerarias.
El problema es que esto provoca que el alcohol se levante como una barrera para que el bebedor sienta la energía para hacer algo. Ejemplo: “Bebo sólo cuando salgo con los amigos pero no logro controlar la cantidad que consumo”. Convirtiendo al alcohol en un condicionante de su comportamiento.

Del placer a la adicción

   

Con el progresivo acto de beber, se empieza a edificar una conducta refleja por ingerir alcohol pero en el fondo, el cerebro del individuo está pidiendo placer para generar el ánimo, sentándose las bases para producir la dependencia al alcohol, es decir, en la medida que bebe, el alcohólico se siente con mayores ganas de proseguir con sus actividades.

   
Por otra parte, el cerebro comienza a considerar al alcohol como algo ajeno, extraño a la naturaleza humana. Y empieza éste a calificar el placer del alcohol como una amenaza y ordena disminuir la sensación de placer al beber, es decir, el bebedor empieza a sentir cada vez menos el alcohol.
El cerebro del bebedor mal entiende el mensaje y comienza a beber más y más compulsivamente. Esto significa que progresivamente que el encéfalo del alcohólico no está recibiendo la señal de que está bebiendo. En otras palabras, cuanto más bebe, el cerebro del bebedor menos advierte el alcohol, lo que lo conduce a tragar en mayor cantidad y en forma rápida.
Desafortunadamente al beber más rápido, nace el aliado perfecto de toda adicción: la ansiedad por consumir, en especial cuando para el cerebro del bebedor no se está tomando. Estamos en presencia entonces de un adicto que necesita ayuda especializada.

 

 
 
 
 

Nuestra propuesta anti alcohol

   

La buena noticia es que la adicción al alcohol puede superarse por cualquier persona que quiera lograrlo.

Nuestro tratamiento tiene por misión:

Enseñar a los pacientes cómo dejar el consumo del alcohol y entregando al cerebro del paciente las herramientas que necesita para que no vuelva a recaer. Para esto el paciente aprende, junto con dejar el alcohol, a desarrollar y mantener su propio estado de ánimo de forma autónoma. Lo que permite que la abstinencia se constituya en un hábito propio de la conducta de la persona.
La adición requiere de una mente que se sienta insegura para que tenga espacios para poder apoderarse de la voluntad del bebedor.
Le enseñamos al paciente a cambiar su mentalidad sobre el hábito de beber alcohol, no en base a hablar de lo dañino del vicio sino en cambio a enfocarse en lo altamente productivo que se volverá cuando retome su libertad sobre el alcohol. 

El Tratamiento anti alcohol

   

Contenidos y Práctica

Los contenidos del tratamiento anti alcohol considera: nociones fundamentales del funcionamiento del sistema nervioso, técnicas de aprendizaje éxito, superación de la ansiedad y de la depresión.

Práctica

 
Son 6 sesiones en total:
4 de dos horas cronológicas cada una
2 de 1 hora
 
 
 
 
 
Todo el tratamiento se extenderá por un periodo de 2 a 3 semanas en días cercanos, según se acuerde con el paciente.
En cada una de las 6 sesiones el paciente aprende a quedar saciado con menos de ½ vaso de alcohol. El paciente disminuye drásticamente la ingesta alcohólica, desde la primera sesión.
Luego de 6 sesiones que es una cantidad suficiente para que se genere aprendizaje y el cambio de la conducta hacia un nuevo hábito sin presencia de alcohol. Porque el cerebro reconoce y advierte la experiencia exitosa de haber logrado quedar plenamente saciado en cada sesión con menos de medio vaso.
Se parte consumiendo todo tipo de líquidos desde el agua hasta alcohol. De tal manera que el paciente lograr superar la ansiedad en el acto de beber, controlando y frenando la ingesta. Para posteriormente no sentir deseos de beber alcohol.
El paciente aprenderá a no sentir la necesidad de beber. Si bien en la primera sesión comprenderá cómo dejar el alcohol, luego de 6 sesiones el cambio emocional se logra.

Efectividad del tratamiento

   
El método para dejar de beber alcohol, está hecho para que funcione desde su primera aplicación.
Los contendidos y metodología de intervención están diseñados para que de forma más didáctica y fácil toda persona que quiera abandonar el alcoholismo lo logre de verdad.
Lo único que se le pide al paciente es que practique el método siempre, tal como se le enseña en nuestro centro de desarrollo psicológico.